lunes, 17 de agosto de 2015

SÍ SE PUEDE. Regreso de ÁNIMO. + Mi Historia de Vida y Enfermedad.

MIS HERMOSAS.
Ésta es una carta que escribo y comparto para todas ustedes, con mucho amor. Espero que saber de mi vida (o mi vida) les sirva de algo, por lo menos de motivación de lo que NO quieren ser, hacer o tener en su vida misma. 
Seguramente más de alguna de Ustedes se aburrirá, seguramente otras tantas soltarán a moco suelto su alma. Lo que sea que mis palabras les cause, espero sea todo, menos lástima y/o aburrimiento. 
MÍA lo sabe. Ella me ha acompañado (si no es que por más de 17 años) si al menos unos 10.
Ella es la única que, de forma literal, no se ha burlado de mi, es la única que, en los momentos más difíciles ha estado ahí conmigo. 
No pretendo aburrirlas con 24 años de problemas, algunos sin solución, solamente, lo relevante, lo que ha marcado mi vida.
Todo comenzó, seguramente con mi concepción, desde ese momento con mentiras. (Las odio) 
Antes de mí estoy SEGURA hubo un Hermano mayor, desapareció de la faz de la tierra, ¿cómo? ¿por qué? No lo sé, pero de que existió, existió, mi Madre hace comentarios como: Hubieras tenido un hermano mayor, te hubiera gustado? Y curiosamente mi mayor deseo de niña siempre fue tener un hermano mayor, e incluso de grande, seguía siendo mi sueño. Una persona cercana a la familia lo confesó hace unos años: Tú mamá se embarazó antes de tí. ¿Por qué mentir con un secreto a voces? Es estúpido. Sin embargo, lo respeto. Ellos (Mis padres) y los de mi al rededor, sus motivos tendrán para ocultarlo. 
Cuando nací tuve muchos problemas de salud, algunos doctores apostaban por que no iba a sobrevivir. Y aquí estoy. 
Momentos antes de mi operación ocurrió el milagro, y no necesité la operación, era solo una bebé de días de nacida, qué ocurrió? No sé, quiero creer que fue obra de Dios (perdonen ustedes si no tienen religión, o si son de otra) 
Pasaron los años y todo era aparentemente feliz, sin embargo, mis padres tenían miles de problemas, mi papá le pegaba a mi mamá y yo escuchaba todo, solamente me recuerdo ahí, indefensa recargada en la pared pidiendo a gritos y llantos desesperados: Ya, por favor. Más de una vez llegó la Policia, y se hacía un drama local. De ahí, conocí a Mía, de apenas unos 6 o 7, si no es que 9. Vomitaba sin razón aparente, después de un problema, o un berrinche, y mi recompensa era comer cualquier cosa porque "la nena no puede tener el estómago vacío" solo me hicieron mayores mis atracones, no los culpo, querían hacer lo mejor. 
Después de años mi mamá se embarazó, mi papá no lo toleró, y abortó mi mamá, por un supuesto problema de salud, no lo creo, no me lo trago, fue por el coraje y seguramente golpes implicados.
Así continúo mi vida, entre pleitos de papás, vómitos, recompensas injustificadas, más pleitos y oh-oh...infecciones urinarias, y sangrados excesivos de nariz. 
¿Qué pasaba conmigo? Ni idea. ¿Psicológico?, Sí, es mi teoría. 
Mis padres seguían peleando incontrolablemente, llegaron a tomar cuchillos amenazándose uno al otro con matarse, y yo, ahí, presente.
Nunca estaba con ellos, siempre trabajaban, me cuidaba una señora. Cuando terminaba mis deberes me dejaba ir a comprar Sabritas de forma absurda. Comía, comía, comía...y cuando algo pasaba, vomitaba. Engordé, era la más obesa de la escuela, me ofendían mis compañeros, era la "gorda" "callada" "fea" porque, aparte de todo, mi color de piel menos me favorecía, me recuerdo ahí, parada en clase de deportes, sin siquiera aguantar dos minutos de calentamiento, todos riendo y yo, con el nudo en la garganta, problemas en casa, problemas en la escuela, sin mis papás más que a la hora de dormir, y eso, a veces, pues estudiaban y me quedaba con una señora, me encerraba bajo las cobijas a llorar, todas dormían, yo veía Mr. Bean. Ahora amo verlo...sola.
Unos años más tarde, tuve que aguantar la infidelidad de mi padre, lo encontramos mi mamá y yo, ahí sentados sobre la cama, traumático? sí.
Después, lo más lógico: Procesos de divorcio. No sabía si era un alivio, o el mayor de los problemas. 
Recuerdo que le gritaba a él: No te vayas! En lugar de entender la situación para mi mamá. Sin embargo, se fue, ganamos la pensión, él me visitaba a escondidas en el Colegio, me llevaba regalos, ¿culpa?, seguramente. 
Después de eso, me enfermé más continuamente de mis hemorragias, y con casi un año mi papá fuera de casa, una madrugada me desangré: no paraba la hemorragia. 
Mi mamá lo llamó, me llevaron al médico, me hicieron una intervención y él, volvió a casa.
Las cosas se mejoraron notablemente unos años, pero después todo regresó a su normalidad, los problemas entre ellos continuaron, que si comíamos, comentarios de la boca de ella en forma de ataque salía, que si paséabamos, lo mismo, era un ataque constante: No la culpo, la decepcionó, sin embargo él se cansó, y después. todo le fue indiferente, pero seguía respondiendo a los ataques. 
A mis 14 años, todavía con vómitos regulares, sucedió algo extraño: tenía un novio, mi primer novio, el primero que mis padres conocían y aceptaban, todo iba mejor que de maravilla, hasta que, a su madre, se le ocurrió que la vida en EUA sería mejor. Se fue.
No quiero decir "me abandonó" porque, sólo éramos novios, pero, sí, me dejó.
Sufrí demasiado. 
No dormí el día que se fue, lloré y lloré y lloré. 
A los dos o tres días, tenía taquicardias incontrolables, me llevaron al médico y bueno, de ahí el segundo capítulo de mi vida empieza, de una cosa a otra, de un médico a otro, de estudios a estudios y clínicas y análisis y observaciones: Enfermedad Renal.
De ahí la enfermedad no ha parado, solamente continuado y empeorado.
En ese lapso: Mía se hizo más presente, controló mi vida, adelgacé, no sé por qué, de pesar 65 kg, llegué a 49. 
Era feliz, tenía amigos, era "popular" era más blanca, más bonita, más sonriente, más: aceptada.
Todo fue avanzando con gran felicidad y emoción, me reencontré con un "amor platónico" que tuve de pequeña y comenzamos una relación. Me sentía en un sueño, todo comenzaba a tomar forma. 
Y los problemas continuaron, mis padres lo odiaron, él era todo lo que no querían para su hija, la relación terminó, al mismo tiempo, estaba a punto de conocer otra forma de amor. 
Conocí a un hombre impecable en toda la extensión de la palabra. El impecable, así le llamaremos. Era (y sigue siendo) realmente atractivo, trabajador, positivo, motivador, respetuoso, cariñoso, el hombre de los sueños de cualquier mujer, no era de donde yo, pero aquí vivía su familia, así que cada que podíamos salíamos, hasta que comenzamos una relación y wow! La mejor relación que he tenido en mi vida. Pidió permiso en mi hogar de ser su novia, me daba flores, peluches, globos, todo lo que él podía y sobre todo su inmenso amor. Nunca lo olvidaré, forma parte primordial de mis recuerdos. A ustedes, que, en cierta forma saben todo de mi vida, les diré: sigo enamorada de él. Solo que...ya no está en mi vida físicamente. Por una pu&%$# zo$#%& terminamos, ella, la muy desgraciada lo asfixiaba mucho, yo era solo una chica de 16 años, él ya tenía seguramente los 19 o 20, y yo me dejé llevar por el impulso, lo dejé, hice drama, él hablaba con mi mamá y yo me porté realmente grosera. Ahora pago su partida. 
Pasó la temporada de la Preparatoria, y como inmune al dolor sobreviví: Sobreviví de los pleitos en mi casa más constantes cada vez más fuertes, sobreviví a las que consideré mis amigas, sobreviví a la enfermedad, sobreviví a relaciones insanas, sobreviví a la soledad, sobreviví con Mía.
Tuve de todo: noches de fiesta, noches de sexo, relaciones prohibidas, relaciones mal vistas, borracheras (no tantas, ni severas, mi estado de salud no me lo permitía) puedo decir que viví, dentro de todo, con cierta moderación. Cuando entro a mi Blog y comienza la música, recuerdo incontrolablemente esa época, la amé. Fue cuando realmente conocí el mundo de ustedes princesas de forma virtual, recuerdo todo!!! Y me saca una sonrisa de millones, me recuerda a "El impecable", me recuerda mis locuras, me recuerda mi espacio, me recuerda: mi vida. La extraño. ("man on the moon-kid Cudi suena no solamente en mi Blog, suena en mi Soundtrack personal)
Llegó la hora de la U. 
No sabía hacia donde ir. 
Tenía muchas opciones en mi cabeza: Cosmetología, Maquillaje profesional, Modelaje, Periodismo, Ciencias de la Comunicación, Educación Preescolar, Psicología....estaba confundida. 
Me llevaron al Psicólogo, me hizo pruebas vocacionales y todo estaba inclinado a las Ciencias Sociales. Me decidí por C. de la Comunic. Me inscribí en la Universidad del Valle de México, pero a punto de entrar a la carrera, renuncié a mi sueño.
Al final terminé Psicología, así es, soy Psicóloga. Irónico.
Psicóloga en el ámbito Educativo. Creo en la inocencia y espontaneidad de los pequeños. Y sobretodo en aquellos más propensos a sufrir problemas de toda índole que les afecta en sus procesos de aprendizaje. 
Sin embargo: NO ES MI VOCACIÓN, sí, me apasiona, muy cierto, pero...me imagino más toda sexy conduciendo un programa de radio, o un programa de tv, también me alucino con el maquillaje, me encanta y siempre dejo guapas a las que llegan a mis manos jaja. (Menos a mí misma) Me encantaría ser algo tan extraordinario como Samer Khouzami. 

 Hubo un tiempo que trabajé en lo que realmente me vuelve loca. Ahí tuve la oportunidad de conocer el mundo de la fama, la conducción, los reportajes, las reuniones ejecutivas con quienes compraban la publicidad de la Televisora, estaba en un sueño, fui la imagen, jamás lo olvidaré ni lo borraré de mi CV. Al ver que era más que pasión, mi vocación, me inscribí de nuevo en Ciencias de la Comunicación. Era fenomenal, tomaba clases de fotografía, medios, periodismo, administración, gramática, redacción, etc.
Llegué al tercer año de 4, pero mi salud me puso el semaforo en rojo. Al vivir sola, me descuidé. Hacia de todo como si estuviera bien. Comía fatal y con brutalidad, en las plazas, en el cine, en fin. Todo ello se fue acumulando en mi cuerpo, sumando que no me tomaba mi medicamento que es como el agua al cuerpo. Así que pasó lo esperado: Me querían hacer un trasplante renal de YA. 
Decaí demasiado, me deprimí por todo: dejar mi carrera y mi estado de salud. 
Y de nuevo, no sé que hice que Dios me permitió seguir sin una operación.
Y en ese momento, que dejé todo lo demás por mi salud, llegó el hombre con el que hoy estoy comprometida.
Cuando lo conocí, les diré literalmente dije: Esto no pasará de una noche.
Y 4 años después: Comprometida.
No somos del mismo lugar, radicamos en diferente, pero él supo demostrar en su momento el amor y fue hasta mí, sin embargo debo confesar que me ha lastimado mucho, bueno mejor dicho, en el pasado lo hizo. Ahora es diferente, pero la desconfianza está latente. Eso que fue en el pasado me tiene confundida, no tengo nada que decir de él, en realidad el problema es o era el alcohol. Mintió dos ocasiones o tres por el maldito alcohol, lleva un año sin beber, quien sabe. Una mentira pone en duda mil verdades.
Nuestra relación lo ha tenido todo. viajes familiares, viajes solos, noches juntos, ya hemos dormido juntos, prácticamente ya hemos vivido juntos, le cocinaba, nos vimos recortados de dinero, nos hemos endeudado, hemos tenido dinero, nos hemos bañado juntos, es decir ya sé lo que es vivir con él, y a decir verdad me gusta, me gusta quién soy cuando estoy con él: soy feliz, me hace olvidar el mundo, nos encanta la naturaleza, los animales, tenemos grandes sueños, queremos viajar, por el momento no deseamos hijos, pero si planeamos en el futuro ser papás y si por mi estado de salud no se puede, adoptaremos. Mucha gente corre el rumor de que él no me ama, que juega conmigo, esos rumores me lastiman, realmente todo él y lo que planea conmigo me es un misterio, sin embargo me estoy arriesgando.
Hemos parado un poco el tema de la boda, pues no sé si recuerdan el examen que les conté para mi ámbito laboral. Sí lo pasé.
Ahora solamente espero que me llamen, tengo una semana de plazo, si no lo hacen no alcancé vacantes. 
Si lo hacen nos movemos a donde me manden, si no lo hacen, buscaremos trabajos en asuntos particulares.
Hoy estoy aquí, escribiendo estas líneas, un tanto avergonzada, de publicar mi vida, un tanto avergonzada de demostrar que no cumplí con aquella promesa de "volví para quedarme" pues ya tenía bastante sin escribirles, soy un fracaso: No cumplí con esa promesa, no cumplí con la carrera de Kilos, y lo peor me fallé a mi misma, una vez más. Cualquiera en su sano juicio, con mi padecimiento, haría todo menos acudir a Mía. Yo no lo pedí, llegó a mí. Y ahora no lo puedo evitar. Años atrás decía "ja, si quiero lo dejo" Y aquí estoy, no sé cuantos años después en la misma situación. 
Mi estado de salud empeoró un poco, en mi caso la alimentación lo es todo. 
He tratado de comer menos cosas "chatarra" es decir, menos harinas, menos sal, menos dulces, menos todo, me han puesto en un régimen de no carne, no grasa, etc. He consumido demasiada verdura (no me gusta) demasiada fruta, y, si me preguntan: ¿te sientes mejor? La respuesta es: No. 
Me siento igual. No porque físicamente esté mal, tengo mucho acné, me sigo sintiendo y viendo GORDA. Sé que en este punto de mi vida debería ser lo que menos me preocupe. Pero no puedo.
Me atormenta el cuanto peso, cuanto mide mi cintura, cuanto tengo de nalgas, cuanto tengo de busto, me atormenta mi cara, me atormenta lo mal que luce mi acné cada día está peor. Me atormenta mi color de piel, me atormentan mis DEFECTOS FÍSICOS. Me están desquiciando. 
Por ahora estoy comenzando a tomar conciencia de que tengo que hacer algo por mí misma, pero estoy en este proceso por años, debo ser muy cuidadosa, muy constante, muy RESPONSABLE. No sé como ni por donde empezar, pues mi fuerza de voluntad dura tres días, alguna me puede dar tips? Por ejemplo, ya dejé el ejercicio. No sé porque !!!! 
Quiero volver a ello, si lo pienso bien realmente sólo lo hice como por 6 días, que vergüenza.
Bueno mis preciosas. Esto que escribí no fue para aburrirlas, sino para compartirles un poco de quién es Jimena.  
Un beso de pocas calorías y sobretodo mucho amor. Éxito es sus metas y, no lo quiero prometer pero haré todo lo que esté  en mí para volver. Las amo.
P.D. Son mis ÚNICAS amigas. Gracias, pues en este mundo en el que vivo no salgo, ni a la esquina. Así que ustedes son mi todo, no me dejen sola. Por favor.

4 comentarios:

  1. No sé que decir, es duro lo que contas. Pero tenés mucho porque sentirte orgullosa y muchas cosas que te impulsen a estar bien, tenes que aferrarte a esas cosas, a tu pareja, a los que te hagan bien.
    Y lo mas probable es que esos defectos solos veas vos, en serio.
    No sé, yo por ejemplo para no dejar algo lo que hago es empezar a hacerlo muy de a poco y no todos los días.

    Cuidate mucho por favor!
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Hola princesa. Me encanta la música que pinchas. Se te ve muy bien en las fotos que has colgado, yo no me preocuparía...y tan solo decirte una cosa, pasos pequeños y celebra cada pequeña victoria, siempre celebra las victorias. Pasos pequeños. Simplicidad = victoria. Fuerte abrazo preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Yo lei todo y sinceramente me sentí muy triste, sabes que? Solo por la parte de la enfermedad renal que no tengo,pero en lo demás me paso lo mismo.
    Al terminar de leerte solo me queda por decirte que sos una chica que admirar, y que me caíste muy bien :).
    DE VERDAD TENDRÍAS QUE ESTAR ORGULLOSA DE TI :D. Te felicito.

    Y respecto a los tips.... Bueno, espero que no te enojes pero me preocupo mucho tu estado de salud y no creo que sea correcto dartelos no motivarte a que vuelvas.
    Me gustaría decirte que seas feliz y que olvides esto pero al parecer nada cambiara tu opinión. Aunque no creo que empeorar tu salud sea la respuesta.

    Te mando un beso grande y espero no haberte ofendido con mi respuesta,pero es lo que realmente siento.

    SOS UNA LUCHADORA CHE!!!!.

    ResponderEliminar
  4. Tu publicación me llegó al corazón; tuve que aguantar las ganas de llorar porque al lado estaba mi novio pero realmente has pasado por mucho y en parte tu historia me recordó un poco a mi vida y creo entenderte en muchas cosas.
    Espero que todo vaya mejor y quiero que sepas que cuentas con mi apoyo para todo y te dejo mi correo por si gustas pasarme tu FB o whats: soffcazz@gmail.com
    Sobre tus estudios tmb me sentí identificada porque yo igual ando estudiando algo que ni al caso pero que gracias a Dios pues aprendí a amar aunque no quisiera renunciar a mi verdadera vocación.
    Gracias por pasarte a mi blog
    un beso :*

    ResponderEliminar